Flamenco

"El artista del escenario - como si constantemente
estuviera preparándose a hacer un salto mortal
- esperando que los demás artistas intuyan el momento,
que vean el arco de su salto y lo recojan,
que se caigan volando todos juntos o se detengan en seco.
El flamenco es un juego permanente, apasionante y vertiginoso...
y si lo juegas bien, en todo momento es vibrante, ardiente y vivaz."
(Maria Keck)